¿Dónde está Rincón Maldonado?

Se encuentra situada en la Hoz del Júcar, una zona sorprendente que ofrece un paisaje muy pintoresco, con cañones fluviales y pueblos que dan la sensación de que están flotando.

Lo más característico de esta región es, que todo gira y se configura en torno al río Júcar. Esto le otorga un aspecto muy especial y hace que se trate de un entorno con peculiaridades únicas.

Las casas están localizadas en el cauce del río Júcar a su paso por el paraje de la Ribera de Cubas, en Jorquera (Albacete). Se trata de la Hoz del Júcar uno de los parajes más bonitos de Castilla La Mancha. Es una zona de contrastes porque puedes encontrar una vegetación mediterránea sorprendente por su variedad, grandes huertas en algunos tramos y en otros el río es más sinuoso y genera bruscos meandros pasando entre cañones.

Un entorno único

En un entorno tan peculiar y cambiante puedes encontrarte con bosques de pinos, encinas y sabinas, y su fauna es la propia de la región mediterránea (zorro, jabalí, conejo, perdiz, etc). Uno de los mamíferos más primitivos es el erizo (Erinaceus europaeus), es corriente observar cabras hispánicas que en grupo se dirigen abrevar al rio, por lo cual es recomendable disfrutar a velocidad reducida si se va en coche del paisaje tan espectacular que se nos ofrece.

El mamífero más pequeño de la zona es la musaraña (Crocidura rusula), pudiendo los amantes de las aves avistar poblaciones de rapaces propias de los cantiles como el águila real, el águila perdicera, el búho real, el halcón peregrino, los roqueros rojo y solitario, el abejaruco, el avión roquero y múltiples colonias de chova piquirroja. También están presentes rapaces forestales como el águila culebrera y el azor.

Un aspecto muy destacado en esta región viene de la mano de la ubicación de las viviendas. Esto es así porque en la Hoz del Júcar es habitual encontrar las casas a lo largo de laderas y en la parte alta del cañón. Merece la pena hacer una visita a esta región y, sobre todo, planificar algunas rutas para recorrerla de lado a lado, ya que así descubrirás rincones únicos.

Pero lo mejor es adentrarse en las entrañas de los cascos viejos de dichas poblaciones, que en el caso de Jorquera nos brindarán vistas espectaculares del río y en el de Alcalá del Júcar acceder a través del Puente Romano, visitar las curiosas Cuevas del Diablo y recorrer hasta la última callejuela.

¿Qué ver en Albacete?

Encaramados a sendas colinas, a orillas del río Júcar, las casitas blancas se diseminan por toda la ladera. Podemos encontrar dos conjuntos arquitectónicos de especial mención, la TORRE BLANCA en Jorquera, cuyo aspecto desde cierta distancia nos puede recordar al conjunto de la Alhambra de Granada, debido a la muralla árabe que circunda el pueblo. Y el castillo de Alcalá del Júcar, espectacular desde todos los puntos cardinales.